Alcazar C.D

El 28 de agosto de 1920, en el marco de los Juegos Olímpicos de Amberes, la selección española de fútbol jugó su primer partido internacional.

El Quién fue de hoy, pese a estar escrito con el esquema habitual, hace referencia a un fubolista cuyo nombre, creo yo, deberíamos conocer todos los hinchas españoles al fútbol y ahora veréis por qué: Patricio Arabolaza.

¿Quién era?: Un delantero

Patricio Arabolaza

vasco de la década de los 10 y los 20.

¿Por qué se le recuerda?: Porque fue el primer jugador que marcó un gol con la selección española.

¿Qué fue de él?: Falleció en Irún en 1935 (antes incluso de la Guerra Civil).

¿Sabías qué…?: Pues como os decía, el 28 de agosto de 1920, en el marco de los Juegos Olímpicos de Amberes, la selección española de fútbol jugó su primer partido internacional. Fue en el estadio de La Butte de Bruselas ante la selección de Dinamarca. El once inicial estaba formado por: Zamora, Samitier, Sesúmaga, Otero, Arrate, Belauste, Pichichi, Acedo, Eguiazábal, Patricio Arabolaza y Pagaza, es decir, ocho vascos, dos catalanes y un gallego (el entrenador, Paco Bru, era madrileño). El caso es que el partido acabó con un resultado de 1-0, con gol de Patricio Arabolaza, nuestro protagonista de hoy, en el minuto 54 del partido. Arbitraba el holandés Willem Eijmers y España jugó con camiseta roja y pantalón blanco.

– El resto del torneo fue bastante movido para España. Tenéis que pensar que eran eliminatorias puras, así que el siguiente encuentro era ya el de cuartos de final, en el que nos enfrentamos a la anfitriona Bélgica, que nos venció 3-1 (el gol español, de Arrate). Quedábamos, en teoría, eliminados para las medallas, pero quedaba el torneo de consolación. Así, en él ganamos 2-1 a Suecia (goles de Belauste y Acedo) y luego 2-0 a Italia (dos goles de Sesúmaga). En teoría teníamos que jugar con los equipos perdedores de las semifinales y la final -que había ganado ya Bélgica-, es decir, Países Bajos, Francia y Checoslovaquia. Francia no se presentó a su partido contra Holanda y Checoslovaquia tampoco al que la enfrentaba con España (como protesta por el arbitraje de la final. De hecho, de la primera final olímpica de fútbol sólo se disputaron 39 minutos, los que tardaron los checoslovacos en abandonar el campo). Así que de una manera extrañísima, la medalla de plata se la jugaban España y Holanda (como en 2010 en Sudáfrica). Ganamos 3-1 (goles de Sesúmaga -2- y Pichichi) y así conseguimos una plata que supo a gloria. Eran, como podéis ver, otros tiempos.

– Por cierto, el apelativo de La Furia Roja o Furia Española nació en esos Juegos, en referencia a un episodio de la historia militar española, ocurrido en noviembre de 1576, cuando los Tercios Españoles saquearon la ciudad de Amberes (donde se disputaban los Juegos de 1920) como protesta por no cobrar. Esa reacción de las célebres tropas de élite de la España de los Austrias se conoce en Bélgica y Holanda como la Spaanse Furie (la Furia Española).

– Hablemos un poco de Arabolaza. Nació en Irún el día de San Patricio (17 de marzo, seguramente de ahí su nombre, por la antigua costumbre de usar el santo del día como nombre para el recién nacido) de 1893. Empezó a jugar en el Racing de Irún, un equipo en el que compartía vestuario con su hermano Ignacio. Llegó a ganar una Copa de España. En 1915 nació el Real Unión de Irún (fruto de la fusión del Racing y el Sporting de esa ciudad) y Patricio se convirtió en su estrella, logrando otra Copa de España.

– En 1922, tras una tangana en un partido contra el Barcelona, Arabolaza fue suspendido un año y multado con 500 pesetas (un pastizal en la época). Volvió para retirarse en un amistoso disputado en San Sebastián.

– Arabolaza falleció joven, a los 42 años de edad, pero desde luego no vivió los horrores de la Guerra Civil.

– En su ciudad natal, Irún, todavía se recuerda a Arabolaza. Por ejemplo, una calle lleva su nombre. Es, además, la calle en la que está situada el Stadium Gal, que como sabéis es el campo del Real Unión.

– Entre 1953 y 1968, los diarios Marca y Arriba entregaban el trofeo Patricio Arabolaza al jugador de la selección que más se caracterizara por su furia. Lo ganaron, entre otros, jugadores célebres como Campanal II, Zoco o Pirri. Marca lo rescató para el Mundial de 2002 y la Eurocopa de 2004 y en ambas ocasiones lo ganó Carles Puyol.

Bueno, ya os he contado la biografía, el palmarés y las estadísticas, así que no me queda mucho que contar. Espero que este original artículo os haya gustado.

Os dejo este extraño vídeo que resume un poco esa primera experiencia de la selección española:

Próximos Partidos
Vamos Alcazar
Selección Española Amberes 1920
Entradas
Selección Española Amberes 1920
VIP
Selección Española Amberes 1920
Territorio Alcazar
Selección Española Amberes 1920
Tienda
Nuestros Colaboradores
Área para Socios
Recordar Contraseña
Área para Entrenadores
Recordar Contraseña